Buscar por categoria

viernes, 22 de julio de 2011

Llegará ese dia...



Un día cuando de llorar te canses, cuando de reír te duela la cara, cuando de ignorar te lastimes la conciencia; un día cuando pienses que sin razonar puedas crear algo fabuloso basándote en lo material, sin un solo rasgo de divinidad o bondad, sin expresar compasión alguna y sin regalarle al viento ni una confesión. Será el momento entonces de abrir el pecho, cerrar la mente y entregar el alma. Veras que el cielo se abrirá cesando la tormenta, iluminando tu ser, doblegando las apuestas por vos y haciendo enterar a todos que renace un cuerpo, que ahora todo lo ve, que ahora siente hasta el dolor ajeno, que razona antes de pensar, que ignora solo el mal, que crea fabulosos sueños dando lugar a nuevas motivaciones y eso, solo eso, te dará motivos para sentirte libre

sombrío haz de Luz




Llegando al punto en donde se suponía que debía ser el Amo y Señor de todo lo que hacia y decía me encontré de repente con esa sombra; es algo que solo existe en mis pesadillas y sin embargo no lo puedo controlar, basta con predecir que ahí viene, para verla ya montada en mi desgracia. Solo frena cuando así lo quiere, y yo cabalgo hasta que se aburre y me deja en libertad por otro rato. Sinceramente no se ni entiendo a donde van los días cuando no me caigo, pero tampoco avanzo. Respiro fuerte, me tomo el pecho y hago rechinar los dientes como juntando audacia y derrochando magia. Solo una cosa hace de mi frustración una esperanza, las sombras no mueren, pero la luz que las refleja y las crea, pues tampoco, por tanto me obligo a pensar que el bien ha creado el mal para obligarnos a luchar como auténticos rayos de luz aprendiendo a reflejar en otros lo que mas se desea para sí, sin olvidar que somos los creadores de las sombras, posibles víctimas de la oscuridad.